Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 7 de septiembre de 2015

El Café Árabe




La palabra "café" proviene del término turco qahve, a su vez, procedente del árabe, qahwa, a través del italiano. El término árabe sería una abreviación de la expresiónqahhwat al-bun o vino de la habichuela. Un posible origen de la palabra se encontraría en el Reino de Kaffa en Etiopía, de donde procedería la planta del café; su nombre allí es bunnbunna.


El café árabe tiene una particularidad: lleva especias como el azafrán o el cardamomo, lo que le confieren un sabor más que especial. Puedes poner en práctica esta receta en tu propio hogar, siguiendo la tradición del preparado tal cual se hace en Arabia Saudí.

 Ingredientes: Tres tazas de agua Tres cucharadas cardamomo Dos cucharadas de café árabe Una pizca de azafrán 
Preparación:
 Debes comenzar a preparar este café árabe hirviendo el agua en una cacerola. Cuando rompa el hervor, añade el café y baja al fuego al mínimo, dejándolo durante un pequeño lapso y retirando del fuego. Ese será el momento de añadir el cardamomo y el azafrán.
 Luego sólo tendrás que llevar al fuego de nuevo durante un pequeño lapso y servir de inmediato, colando previamente. Lo ideal es emplear las clásicas teteras árabes para hacer el servicio y cerrar una velada al mejor estilo del cercano oriente.







 La forma de servir el Cafe Arabe también es singular. Se utiliza generalmente una cafetera omaní extremadamente elegante, tal y como se ve en la fotografía adjunta. En el cuello se ha introducido una especie de estopa que hace de filtro y evita la caida de los posos en la taza.


Un poco de historia...
La historia del café se remonta al siglo XIII, aunque el origen del café sigue sin esclarecerse. Se cree que los ancestros etíopes del actual pueblo oromo fueron los primeros en descubrir y reconocer el efecto energizante de los granos de la planta del café; sin embargo, no se ha hallado evidencia directa que indique en qué parte de África crecía o qué nativos lo habrían usado como un estimulante o incluso conocieran su existencia antes del siglo XVII.

Una leyenda muy comentada y difundida sobre el origen del café es la de un pastor de Abisinia (actual Etiopía), llamado Kaldi, cierto dia notó un comportamiento extraño en su rebaño, sus cabras saltaban y corrían presas de euforia. El pastor observó que los animales cambiaban su conducta después de comer las hojas y los frutos de un arbusto que producía pequeñas cerezas rojas. La curiosidad llevó a Kaldí a probar los frutos y al poco tiempo se sintió poseído por una extraña alegría que lo impulsaba a cantar y danzar. 

Kaldi llevó unas muestras de hojas y de frutos a un monasterio, donde los monjes por curiosidad las pusieron a cocinar. Al probar la bebida la encontraron de tan mal sabor, que arrojaron a la hoguera lo que quedaba en el recipiente. Los granos a medida que se quemaban, despedían un agradable aroma. Fue así como a uno de los monjes se le ocurrió la idea de preparar la bebida a base de granos tostados.

Parece que las tribus africanas, que sabían del café desde la antigüedad, molían sus granos y elaboraban una pasta utilizada para alimentar a los animales y aumentar las fuerzas de los guerreros. Su cultivo se extendió en primer lugar en la vecina Arabia, llevado probablemente por prisioneros de guerra, donde se popularizó aprovechando la prohibición del alcohol por el Islam. Yemen fue un centro de cultivo importante, desde donde se propagó al resto del mundo árabe, Turquia, Persia, Europa y por ultimo al nuevo mundo (America). Se le llamó entonces qahwa (قهوة), que significa vigorizante.
foxyform